Foro sobre Arturo Pérez-Reverte
Un lugar de encuentro donde "discutir" sobre la obra del escritor Arturo Pérez Reverte

hAda escribió el día 15/04/2015 a las 13:59
Nº mensajes: 465
Registrado: 18/12/2007
Localidad:
Email: ada.capitan@hotmail.es
web:

Responder

WEB y Prólogo de Arturo
Ya hay página web de exposición http://hombresdelamar.fundacionmuseonaval.com/


PRÓLOGO DE ARTURO

La Exposición

Arturo Pérez Reverte - Comisario de la Exposición

El mar, la mar, no es sólo aventura o leyenda. Es también memoria. Desde que el primer ser humano se agarró a un tronco de árbol para cruzar un río o mantenerse a flote, la navegación ha jalonado los siglos y la Historia, dejando en ellos su impronta. Hasta fecha muy reciente, pocas cosas en el largo devenir de la Humanidad pueden explicarse sin el mar, la navegación y los marinos como elementos clave.
Como piezas fundamentales de cada acontecimiento.

Desde el albor de cuanto conocemos, los hombres se han enfrentado al mar. Lo han hecho por necesidad, ambición, aventura o cualquiera de los móviles, tan legítimos unos como otros, tan comprensibles, que mueven el corazón del ser humano. Lo han hecho obteniendo a veces su recompensa y pagando, muy a menudo, su elevado precio. Por eso el mar y quienes lo navegaron constituye la más rica e importante escuela de vida, lucha y muerte. De superación, de coraje, de pericia y de supervivencia. El mar es una lección antigua, inmensa, constante; y la peripecia de quienes lo surcaron, de quienes triunfaron o perecieron en él, de quienes navegaron sus aguas y reconocieron sus accidentes y costas, de quienes combatieron en sus aguas, de quienes exploraron mundos nuevos y unieron orillas remotas, es útil a la comunidad de los hombres.


Desde la más lejana antigüedad, los nombres de los marinos han estado vinculados con los nombres de sus barcos. La Historia y la literatura, y más tarde el cine, los han llevado de aquí para allá, combinando realidad y ficción, leyendas y rigurosos hechos reales. Hoy, hasta quienes nunca navegaron o viven de espaldas al mar encuentran familiares nombres como la Bounty, el Nautilus, el Santísima Trinidad, el Titanic. En el imaginario de los pueblos, los auténticos hombres de la mar y los nombres de marinos míticos o literarios, los barcos que realmente surcaron los océanos y los que sólo lo hicieron en la imaginación de poetas y novelistas, se mezclan a menudo, difuminándose, a veces, los tenues límites entre realidad y ficción. Y en ese maravilloso y ambiguo territorio, hoy, tanta realidad formal pueden tener el navío Glorioso, la fragata Numancia, el corsario Emdem o el U-47 del comandante Prien, como la fragata Surprise del capitán Jack Aubrey, el Narcissus de Joseph Conrad, el Pequod de Moby Dick o la Hispaniola en la que el joven Jim Hawkins, Long John Silver y sus compañeros viajan a la isla de los piratas.

Hombres de la mar, barcos de leyenda, se mueve precisamente en ese territorio. O en esas aguas. Cuando el almirante don José Antonio González Carrión, director del Museo Naval de Madrid, me encargó organizar la estructura de esta exposición, lo hizo con la idea de reunir aquí una serie de barcos, reales o imaginarios, cuyos nombres constituyeran también, en la medida de lo posible, la rica historia del mar y de quienes lo navegaron. La nómina de algunos de los barcos que, por diversas razones, pueden considerarse los más famosos de la Historia.
No ha sido fácil elaborarla. Afinarla hasta lo que ahora es. El espacio es limitado, los medios son los que son, y la relación de barcos y marinos reales o de ficción, dignos todos de figurar aquí, resulta enorme. Por eso la decisión del comisario ha sido seleccionar once de ellos; los que, por una u otra razón, pueden servir para ilustrar, de forma razonable aunque no exhaustiva, el ambicioso propósito de esta muestra. Desde los navegantes de la mitología griega a las actuaciones contra la piratería moderna en el Índico, desde los viajes de exploración a las acciones de los ecologistas defensores de las ballenas, Hombres de la mar, barcos de leyenda pretende narrar la historia y la aventura del mar y los navegantes a través de once barcos famosos, y también de lo que éstos pueden sugerir: la nave Argo que fue en busca del vellocino de oro, la nao Victoria que circunnavegó el globo, la galera La Marquesa en la que combatió el soldado Miguel de Cervantes, la goleta Hispaniola de La isla del tesoro, el San Juan Nepomuceno que se batió en Trafalgar, la Bounty de la famosa rebelión a bordo, el Pequod que perseguía a la Ballena Blanca, la fragata Numancia y su larga aventura, el Nautilus del capitán Nemo, el Titanic y su naufragio, el más famoso de la Historia, y el Bismark y sus horas finales, ejemplo notable de los duelos en el mar que llenaron de combates legendarios las páginas de la Historia Naval.
La idea principal que inspira esta exposición es convertir todo lo anteriormente citado en materia visual eficaz, utilizando elementos que en buena parte se expliquen por sí mismos, apuntando no a un sector especializado ---lo que no lo excluye, tampoco--- sino a visitantes escolares y al gran público. Por eso se ha recurrido principalmente a maquetas y modelos de barcos, de los que se ofrece una magnífica muestra, rodeado cada uno de ellos de los elementos que pueden hacerlos más comprensibles y atractivos, aunque procurando no desviar nunca la atención de lo principal. No se trata, por tanto, de una acumulación de objetos más o menos curiosos o notables, sino de una cuidada selección que busca, ante todo, la eficacia sobria de lo didáctico.
Para materializar este magnífico recorrido por la historia del mar, sus barcos y sus marinos, ha sido fundamental la labor de búsqueda y adquisición realizada por el equipo de investigadores del Museo Naval que el almirante director puso a disposición del comisario, y que ha perseguido con tenacidad piezas lejanas o difíciles de obtener. A todos sus miembros manifiesto mi caluroso agradecimiento.


Arturo Pérez-Reverte
Gran Cruz del Mérito Naval
Medalla de la Marina Mercante
Miembro de la Real Academia Española
________________________________
Crecer es lo que hacemos después de equivocarnos


Borrar mensaje

Cerrar ventana

Recomendar mensaje


Árbol de respuestas para este mensaje:


Respuesta al mensaje:"WEB y Prólogo de Arturo" de hAda


Tu Nombre
Tu EMail
Dirección a tu Web
Tema/Título
Deseo recibir un EMail cuando mi mensaje sea contestado

Mensaje