Foro sobre Arturo Pérez-Reverte
Un lugar de encuentro donde "discutir" sobre la obra del escritor Arturo Pérez Reverte

Salva escribió el día 08/11/2013 a las 16:40
Nº mensajes: 1531
Registrado: 01/03/2000
Localidad:
Email:
web:

Responder

"Caza al amanecer" Cuadro escrito y asesorado por Arturo Perez-Reverte


CAZA AL AMANECER

Cuadro escrito y asesorado por Arturo Perez-Reverte


En la noche del 2 al 3 de noviembre de 1805, la goleta mercante española Alejandra (186 toneladas y diez cañones de 4 libras), tras largo y duro viaje de 81 días desde Veracruz, cruzando el Atlántico con carga de grana, azúcar, tabaco y palo de tinte, intenta entrar en la ría de Pontevedra aprovechando la oscuridad para burlar el bloqueo de la escuadra británica que patrulla la costa.

Retrasada por encalmadas y vientos contrarios, la primera luz del día alcanza a la embarcación aún fuera de la ría, siendo avistada por dos fragatas enemigas que de inmediato emprenden la caza. Amurada la goleta a babor y con todo el trapo arriba, mientras el enemigo dispara contra su arboladura intentando dejarla sin maniobra y detenerla, la tripulación de la Alejandra se juega el todo por el todo y fuerza vela: la roda machetea con violencia la marejada, ciñendo a rabiar el viento nornordeste con la lona tensa al límite y crujiendo palos, gavias y jarcia, a fin de dejar atrás la punta de la Galera e internarse en la ría antes de que las fragatas la alcancen. Cinco horas después, tras larga y azarosa persecución, la goleta fondeará a salvo, bajo la protección de las baterías de los fuertes españoles





http://cuadrosultimos.blogspot.com.es/2013/11/caza-al-amanecer.html
--------------------------------------------------------------------------------
COLABORACIÓN HISTÓRICA

"CAZA AL AMANECER"

BEGOÑA MARÍN

Arturo Pérez-Reverte escribe el último cuadro de nuestro pintor de batallas Augusto Ferrer-Dalmau. Mañana lo presentan juntos en Marín (Pontevedra)



Mañana la trayectoria de Ferrer-Dalmau dará otro viraje. Y él lo sabe. Este lunes por la tarde presentará su nuevo cuadro Caza al amanecer junto a Arturo Pérez-Reverte en Marín, Pontevedra. Nada hace presagiar novedad alguna: desayunará un café con leche fría, recogerá al autor de El club Dumas en la estación de Valladolid, donde vive el pintor; se turnarán el volante de su todoterreno hasta avistar mar; contestará a unas diez llamadas de su galerista, su editor y algún cliente que quiere saber cuándo estará listo su cuadro; pronunciará unas palabras ante el “¡ohhh!” del auditorio de la Escuela Naval Militar; ajustará una sonrisa, su mirada de los mil metros, se deshará en agradecimientos y se marchará a dormir, o al menos lo intentará. Habrá culminado el tercer momento clave de su carrera.

Por primera vez un escritor y un pintor se alían para crear un icono de la patria española. Arturo Pérez-Reverte ha redactado el guión de Caza al amanecer, un homenaje a los marinos que, embutidas las tripas de sus fragatas con grana, azúcar y tabaco de las Américas, sortearon a los piratas ingleses hasta arribar a costas gallegas hace más de dos siglos. “Hay que ser español para pintar algo así. Si Arturo fuera suizo, no podría haber escrito La Tabla de Flandes como lo hizo, ni yo pintar Rocroi. El último tercio”, indica Ferrer-Dalmau.

Este último cuadro, por cierto, es el segundo de sus tres hitos. En Rocroi reflejó “hombres brutales, crueles, arrogantes, amotinadizos y broncos, sólo disciplinados bajo el fuego, que todo lo soportaban en cualquier degüello o asedio, pero que a nadie –ni siquiera a su rey– toleraban que les alzase la voz”. Así describía Pérez-Reverte una obra de la que tuvo conocimiento desde el primer casco negro marfil que dejó secar en el lienzo. “El cuadro tiene para mí un sentido especial, pues nació de una conversación con el pintor mientras despachábamos un cordero con cuscús en un restaurante de Madrid. Un lienzo crepuscular, fue la idea, que reflejase la soledad y el ocaso, la derrota orgullosa, el impávido final simbólico de la fiel infantería que durante dos siglos, desde los Reyes Católicos a Felipe IV, hizo temblar a Europa”.

“Y de aquellos polvos, estos lodos”, como acostumbra a apostillar Ferrer-Dalmau. Entre ambos comenzó una amistad a camisa suelta, de camaradas, donde la vergüenza esconde la cabeza y para llorar hace falta gallardía. Cada vez que a un obra importante le quedan las últimas pinceladas el teléfono de Pérez-Reverte suena y se oye “Arturo, necesito que veas el cuadro". Y en cuanto tiene un minuto, coge su trenca de piel vuelta y se presenta en el estudio. Allí encuentra al pintor y su obra, con una humedad de placenta y el olor a trementina tras el parto. Entonces mira fijamente la “cara de hijo de puta” de los soldados que han sobrevivido a una masacre. Y le estremece el ojo lisérgico de un caballo enterrado bajo cuerpos apuñalados a torniquete. Sonríe y dice: “Lo has clavado, cabrón”. A cambio le pide que dibuje un perro, como el podenco llamado Canelo de Rocroi, o el infante tamborilero atravesado por un disparo de La batalla de San Marcial. Y Ferrer-Dalmau lo pinta, claro. Es su trato.

Encuentro en Madrid

En Caza al amanecer la colaboración ha ido más allá. Durante tres semanas, el pintor de batallas acudió a la casa de Pérez-Reverte en Madrid para asesorarse. El escritor de La Batalla de Trafalgar atesora una biblioteca naval con miles de volúmenes. “Es uno de los mayores expertos en temas marítimos”, puntualiza. Entre copas de vino tinto “me explicó las mareas, cómo tenían que ir las velas en función del viento, estudiamos planos de barcos, maquetas, visitamos el Museo Naval guiados por el Almirante José Antonio González Carrión...”. Finalmente el escritor eligió la goleta que llevaría a la tripulación española, con la bandera mercante según el Decreto Real de 1787, y las dos fragatas inglesas. Fue muy preciso: “El velero debía tener parches y las velas cuarteadas”. Es la huella que dejan las horas y los días de navegación.



De esta manera Ferrer-Dalmau ha recuperado la temática de las marinas, que no pintaba desde sus inicios, a principios de los años noventa. En aquella época era un treintañero triunfador que había culminado sus expectativas en el sector textil. Y los pinceles se convirtieron en un nuevo reto para él. Las noches revival de la gauche divine barcelonesa fueron desplazadas por los días en los que dibujaba paisajes de Cadaqués, de la costa catalana. Sin más formación que el recuerdo de las tardes de infancia junto a su madre con un lienzo, comenzó a tomárselo en serio. “Mi marchante me pedía cada vez más cuadros para exponer. Parece que tenía éxito”, indica. Experimentó con el hiperrealismo hasta conseguir que su Gran Vía de Barcelona rivalizase con la de su admirado Antonio López; dio rienda suelta a su vena negra con una serie basada en cementerios, y hasta pintó un Cristo sin rostro cuya presencia infunde más respeto que Moisés tronando con las tablas de la ley. Pero este pirómano de temas encontró su motivo incandescente en la historia de España, en las batallas de los tercios, en personajes como Agustina de Aragón. Incluso se atrevió a inmortalizar a nuestras bases en Afganistán en el cuadro La Patrulla, convirtiéndose en el único europeo en formar parte del la selecta International Society of War Artists. Este cuadro, por cierto, fue el tercero de sus iconos. Hasta hoy.

Mañana presentará una obra donde no hay caballos, ni soldados con alpargatas y sable de acero ni jóvenes rubios “hijos de una holandesa y medio tercio”. Sólo existe la mar picada y una goleta bateada por los vientos, las millas y las horas. Es la primera vez que se ha escrito un cuadro. Y lo sabe. Tomará una copa de Ribeiro, o quizá tres, y recorrerá los pasillos de la Escuela Naval Militar hasta su catre. Cerrará la puerta, se tumbará y no pegará ojo. Sólo escuchará los velámenes de su corazón macheteados por un pensamiento: Alejandra, su goleta.



http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/sociedad/caza-amanecer-20131109

--------------------------------------------------------------------------------






Arturo Pérez Reverte atendiendo a los medios de comunicación en la Escuela Naval
© Escuela Naval Militar de Marín

La historia de "Caza al amanecer", el último cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau, contada por Pérez Reverte

Una goleta española logra romper el bloqueo naval que la flota británica había impuesto a mediados del siglo XVIII a la costa española tras la batalla de Trafalgar. Se llama Alexandra y su aventura se recrea a la entrada de la ría de Pontevedra. Es la historia que, narrada por el escritor Arturo Pérez Reverte, cuenta Caza al amanecer, el último cuadro del pintor realista Augusto Ferrer-Dalmau, que fue presentado este lunes en la Escuela Naval de Marín.

La presentación del cuadro se realizó en la institución castrense porque esta pieza se exhibirá en su pañol histórico, tras ser cedida en depósito por su autor, que para pintarla se documentó en la extensa biblioteca naval de Pérez Reverte. Fue en el transcurso de un acto de la Cátedra Almirante Álvarez Ossorio que promueve la Universidade de Vigo y en el que, entre otros, participó como padrino el periodista y escritor murciano.

Pérez Reverte recordó que el 21 de octubre de 1805, en el marco de la tercera coalición iniciada por Inglaterra, Austria, Rusia, Nápoles y Suecia para intentar derrocar a Napoleón Bonaparte, tuvo lugar a Batalla de Trafalgar. Una dura contienda naval en la que los ejércitos franceses y españoles, se enfrentaron a la armada británica liderada por el vicealmirante Horatio Nelson quien obtuvo finalmente la victoria.

Poco tiempo después de esta batalla, en la madrugada del día 2 al 3 de noviembre, la goleta Alexandra, que sirve como homenaje a todas las embarcaciones que vivieron episodios similares, intentaba regresar a puerto tras un largo viaje. Aunque tanto el capitán como la tripulación desconocían lo acontecido en Trafalgar, pronto se enteraron de la presencia de varias fragatas inglesas que podrían dificultar o incluso impedir su entrada en la ría de Pontevedra.

Así comienza la pequeña historia inspirada en el cuadro de Augusto Ferrer-Dalmau. Continuando con el relato, el escritor explicó cómo el capitán de la goleta decidió poner rumbo a tierra bien entrada la noche sin contar con el viento a favor. Con las primeras luces del día, Alexandra fue rápidamente localizada por las fragatas inglesas. El capitán le ordenó a la tripulación poner rumbo hacia Pontevedra a sabiendas de que los ingleses no dispararían a la goleta ya que venía cargada de azúcar y de tabaco. Justo ese momento de máxima tensión es el que el autor plasma en la pieza.

Después de mucho cavilar, Arturo Pérez Reverte descubrió recientemente otro de los enigmas de esta goleta y de su aventura para llegar a puerto. Fijándose en la pintura, el novelista cayó en la cuenta de que para aumentar su velocidad, fue muy posible que el capitán les ordenara a sus hombres tirar por la borda los 10 cañones que llevaban en la cubierta, usados en la época como lastre para cuadrar el peso en este tipo de embarcaciones mercantiles. Dos horas después del momento que retrata Augusto Ferrer-Dalmau, la goleta estaba de nuevo en territorio gallego.

http://pontevedraviva.com/cultura/8370/historia-caza-ao-amencer-ultimo-cadro-augusto-ferrer-dalmau-contada-perez-reverte/

-------------------------------------------------------------------------------

Pérez-Reverte presenta en Marín el cuadro «Caza al amanecer»

El lienzo, obra de Augusto Ferrer-Dalmau, se exhibirá en la Escuela Naval



El escritor y académico Arturo Pérez-Reverte presentó esta tarde en la Escuela Naval de Marín el cuadro «Casa al amanecer», un lienzo creado por Augusto Ferrer-Dalmau. La obra reproduce la fuga de una goleta española que logra romper el bloqueo naval que la flota británica impuso a mediados del siglo XVIII a la costa española. La goleta, una embarcación anónima que sirve como homenaje a todas las que se enfrentaron a situaciones parecidas, está descrita a la entrada en la ría de Pontevedra, navegando a todo trapo, sorteando los buques ingleses y con las islas de Ons y Onza al fondo.

La presentación del cuadro se realizó en la Escuela Naval porque esta pieza se exhibirá en el pañol histórico de la institución castrense de la Armada española, después de que su propietario, un marino pontevedrés, decidiese cederla en depósito a la institución. En el acto oficial estuvieron presentes el director de la Escuela Naval, José Luis Sobrino Pérez-Crespo, autoridades civiles y militares de Marín y de la provincia y de otras partes de Galicia.

http://www.lavozdegalicia.es/noticia/pontevedra/2013/11/11/perez-reverte-presenta-marin-cuadro-caza-amanecer/00031384199535574555396.htm

-------------------------------------------------------------------------------



Españoles contra ingleses, contado en Marín por Arturo Pérez-Reverte

12/11/2013 - Ángeles Pazos (Marín)

MARÍN. En la madrugada del 2 al 3 de noviembre de 1805 una goleta de la Marina mercante española regresa cargada de mercancía de América e intenta entrar en la ría de Pontevedra...; «pero las fragatas inglesas están patrullando la costa. La tripulación de la Alejandra intenta ir por las Cíes para meterse a Pontevedra por la noche, pero no hay suerte, el viento es contrario y todo es una pérdida de tiempo. Amanece y aún están fuera de la ría», comienza a relatar Pérez-Reverte a un auditorio que abarrota el salón de actos de la Escuela Naval y que le escucha ensimismado.

La goleta tiene que enfrentarse entonces a un dilema: huir al sur, donde la alcanzarán los ingleses o «viendo que tengo la ría ahí, con viento favorable, jugármela», relata el escritor. Ese momento de máxima tensión con la goleta exprimiendo sus recursos al máximo tras un viaje de 81 días desde el continente americano es el que recoge la escena pintada por Augusto Ferrer-Dalmau.

«¿Por qué esta escena y no otra? Es una goleta normal y corriente de la Marina mercante que está rompiendo el cerco de aquella época», explica. Es, en realidad, la figura del héroe a la que tantas veces apela Pérez-Reverte. «Siempre hay un justo en Sodoma», reiteró el autor ayer en Marín. La representación de la goleta Alejandra quiere ser un homenaje a Galicia, a sus marineros. «Quería que representara a los marinos de la época, que fuera anónimo y que fuera único», apostilló Reverte.

Quizás por ello en el cuadro no aparecen personas, solo la goleta en primer plano, seguida por las dos fragatas inglesas que quieren apresarla, el mar y allá al fondo la isla de Ons. «Hasta la localización del cuadro es absolutamente rigurosa. Augusto consultó cartas náuticas y derroteros antiguos para situar el barco», añadió, no sin que el autor de la obra intervenga para elogiar la labor de asesoramiento que el escritor le prestó para recrear la escena.



Un cuadro gallego

Augusto Ferrer quería, necesariamente, que el cuadro se ambientase en Pontevedra. La persona que se lo encargó es de Pontevedra y marino, de ahí que el pintor se embarcase en la historia naval (antes había pintado batallas terrestres y soldados, no marinos), solicitando la colaboración de Pérez-Reverte, y de ahí que la presentación del mismo se hiciese en la Escuela Naval, ya que el cuadro ha sido cedido temporalmente por su dueño a la academia militar.

‘Caza al amanecer’ ha sido para Augusto Ferrer como su bautizo de mar, del que ha salido airoso. «Augusto ha hecho algo magnífico, y es que ningún marino profesional le ha encontrado ni una sola pega. Es un cuadro perfecto desde el punto de vista marinero, aparte de la belleza artística», resaltó Pérez-Reverte. Un alumno de la Escuela Naval podría decirse que hizo ayer un nuevo encargo al prestigioso pintor, planteándole durante el coloquio posterior a la presentación la posibilidad de que en un futuro retratase sobre el lienzo el buque escuela de la Armada, el Juan Sebastián de Elcano. «Sin duda», respondió Ferrer entre las risas de los presentes.

Sobre la mesa se pusieron a continuación inquietudes militares en relación a la estrategia llevada a cabo por la goleta Alejandra para sortear el bloqueo inglés, el cambio en la trayectoria profesional de Arturo Pérez-Reverte de periodista a escritor y la defensa del conocimiento de la historia «porque nadie entiende lo que somos si no entiende lo que fuimos», recalcó una vez más el escritor, apuntando a la educación como el vehículo para conseguirlo. Y el cuadro de Augusto Ferrer viene a completar esa labor de difusión de la historia española, que ha hecho posible que su autor sea el primer español en ingresar en la prestigiosa International Society of War Artists.

¿Una posibilidad?

Alatriste en Galicia o Pontevedra


¿Podría Pérez-Reverte ambientar una de sus novelas en Pontevedra o Galicia? «Nunca se sabe», respondió. «Uno va contando historias y a medida que uno cuenta historias van saliendo temas. Aunque yo los marinos gallegos ya los tocaba en ‘La reina del sur’, había uno que se llama Santiago Fisterra, que es un experto en lanchas planeadoras (ríe, sabiendo que no se trata de un honrado marinero, sino de un traficante) . Pero bueno, es gallego y ya hago un homenaje a los duros marineros gallegos. Así que ya he tocado el tema, pero no sé si en el futuro haya alguno más», concluyó.

Por el momento, habrá que conformarse con su narración sobre el momento histórico que representa el cuadro ‘Caza al amanecer’ de Augusto Ferrer.

Un nombre de mujer, Alejandra; un pedazo de historia de España, el mar y una amistad. Estos son los ingredientes que hicieron posible que ayer la Escuela Naval Militar de Marín recibiese la visita de un ‘alumno aventajado’, el periodista y novelista Arturo Pérez-Reverte.

«Yo soy de Cartagena y para mí un marino, un uniforme azul con coca en la bocamanga es algo familiar desde niño y aquí estoy como en mi casa. Me muevo por la Escuela Naval como por Cartagena o por Cádiz, es un ambiente muy familiar, reconozco las buenas, viejas y nobles costumbres de los marineros de guerra, con los que tantos recuerdos vienen», afirma el escritor. Lo dice después de pasar varias horas en el centro castrense en las que ha tenido ocasión de recorrer las instalaciones y conocer su Pañol Histórico teniendo a su lado al pintor especializado en temática militar Augusto Ferrer-Dalmau.

La presentación del cuadro ‘Caza al amanecer’ de Dalmau es, en el marco de la Cátedra Álvarez Ossorio de la Escuela Naval, la culpable de que ayer en Marín se hablase de la Marina mercante española de 1805, de sus viajes a América, de sus peripecias para burlar el bloqueo que los ingleses ejercían en nuestras costas... Y todo ello narrado de la boca de Pérez-Reverte. El que desgrana con idéntico detalle la mismísima batalla de Trafalgar (con la derrota española a manos de los ingleses) que las guerras de los Balcanes y del Golfo, vividas en primera persona en sus intensos años como reportero de guerra.

«Yo le conté una historia sobre la que pintar un cuadro y él (Dalmau) la ‘escribió’ sobre el lienzo con formas, colores y trazos», explica, sobre la goleta Alejandra, que sí burló a los ingleses.

«Va siendo hora de que en España haya cultura y contemos la historia militar. Me gusta y me motiva contar nuestras batallas», aseguró Augusto Ferrer en su intervención en la presentación de su obra. Pérez-Reverte, acérrimo defensor de la idea del conocimiento de la propia historia, aseguró incluso que «reivindicar esta pintura es un acto de amor a la historia de España». En esta ocasión, el lienzo describe una acción heroica y arriesgada, que bien podría formar parte de cualquier novela de Pérez Reverte, podría ser cualquiera de las muchas aventuras del Capitán Alatriste...

http://diariodepontevedra.galiciae.com/nova/290278-espanoles-ingleses-contado-marin-arturo-perez-reverte

-------------------------------------------------------------------------------

MARÍN
Arturo Pérez-Reverte imparte una conferencia en la ENM

El escritor Arturo Pérez-Reverte impartió en la tarde de ayer una conferencia a los alumnos de la Escuela Naval Militar.

Además, el Académico de la Lengua presentó el cuadro "Caza al amanecer", una pintura que representa una de las batallas del "Glorioso" (1740), el navío de línea de la Real Armada Española pintado por Augusto Ferrer-Dalmau. El empresario pontevedrés propietario de la pintura ya anunció que dejará la obra en "depósito temporal" en las instalación castrense.



http://www.farodevigo.es/portada-pontevedra/2013/11/12/arturo-perez-reverte-imparte-conferencia/912764.html

-------------------------------------------------------------------------------


Borrar mensaje

Cerrar ventana

Recomendar mensaje


Árbol de respuestas para este mensaje:


Respuesta al mensaje:""Caza al amanecer" Cuadro escrito y asesorado por Arturo Perez-Reverte" de Salva


Tu Nombre
Tu EMail
Dirección a tu Web
Tema/Título
Deseo recibir un EMail cuando mi mensaje sea contestado

Mensaje